jueves, 25 de marzo de 2010

Un caminito de baldosas amarillo

"Hay que tomar conciencia de lo que somos, cómo somos y/o cómo queremos ser, cambiar todo aquello que no nos guste de nosotros mismos". Esto, entre muchas otras cosas, lo he aprendido en unas conferencias que no sólo me han apasionado, sino que me han enseñado a poner nombre a experiencias personales, a entender, comprender y pensar, pensar mucho, mucho, hasta llegar a conclusiones claras... y así sigo recorriendo el caminito de baldosas que me llevan a donde quiero ir, por mi caminito amarillo, buscando, esperando, impaciente, ver un poco de magia al final del camino. 
En esta espiral de deseos, planes y proyectos, deberíamos pararnos y pensar. Yo voy a empezar por hacer un examen de conciencia. Necesito planificar. Plantearme cosas. Necesito saber qué quiero para mí y porqué. Qué quiero cambiar y para qué.
Empezaré. Empezaré y terminaré, para bien o para mal, al final del camino. Y en ese final, seré, por fin, lo que he soñado para mí. 


Si alguna vez leéis esto... gracias Ana y Beatriz por el excelente trabajo que habéis realizado.


2 comentarios:

Mariano dijo...

Sólo tú podras ser como quieras ser... Despacio, sin prisa pero sin pausa ;)

Kristyna dijo...

Pasito a paso, por mi camino de baldosas amarillas :) voy disfrutando del camino, del paisaje y de la compañía