jueves, 9 de junio de 2011

Una llamada

Una llamada sorprendiéndome
cuando menos la esperaba,
después de tanto, tanto tiempo.
Dos años que han pasado sin escuchar esa risa.
Dos horas que han parecido veinte minutos
Y tantas historias resumidas en silencios.
Dejando atrás los reproches,
los malos momentos, los errores.
Y de pronto, parece como si hoy fuera ayer
y el mañana no fuera a llegar nunca.
Y hoy parece que fuera a darme cuenta
que vuelvo a tener 22 años.