sábado, 20 de agosto de 2011

Mujer Árabe

Hace unos días, una personita muy especial (Luiz) me regaló un libro bastante interesante. La verdad es que la temática, lejos de ser tratada de manera sensacionalista (algo que odio), pretende abrir los ojos de aquellos occidentales que ven a las mujeres árabes como seres oprimidos y sumisos, sin personalidad ni opinión. Ya en el primer capítulo, he leído algo que me ha gustado mucho. Lo copio a continuación:

"Aunque soy lo que se dice una 'mujer árabe', yo, y muchas mujeres igual que yo, vestimos como nos da la gana, vamos a donde nos place y decimos lo que queremos.
Aunque soy lo que se dice una 'mujer árabe', yo, y muchas mujeres igual que yo, no llevamos velo, no estamos domeñadas, no somos analfabetas, no estamos oprimidas y, desde luego, no somos sumisas.
Aunque soy lo que se dice una 'mujer árabe', ningún hombre me prohíbe a mí, ni a muchas mujeres igual que yo, conducir un coche, una motocicleta, un coche deportivo (o, ya puestos, un avión).
Aunque soy lo que se dice una 'mujer árabe', yo, y muchas mujeres igual que yo, hemos adquirido un nivel de formación elevado, tenemos una vida profesional muy activa y ganamos más que muchos hombres árabes (y occidentales) que conocemos.
Aunque soy lo que se dice una 'mujer árabe', yo, y muchas mujeres igual que yo, no vivimos en tiendas de campaña, no montamos en camello y no sabemos bailar la danza del vientre (...).
Y por último, y no por ello menos importante: aunque soy lo que se dice una 'mujer árabe', yo, y muchas mujeres igual que yo, nos parecemos mucho a... ¡USTED!"


(Yo maté a Sherezade, Joumana Haddad)