lunes, 1 de agosto de 2011

Puntos de Vista

Porque a veces, cuando me siento mal o demasiado pesimista,
todo lo que necesito es que me des esperanza y me digas que todo va a ir bien.


Porque entonces siento que existe la posibilidad de que sea así.