martes, 3 de enero de 2012

Advertencia...


Si quieres jugar, jugaremos.
Si quieres bailar en el fuego, te invito, valiente.
Sólo recuerda... que no es oro todo lo que reluce y que por encima mía, no vas a pasar.
Y, menos aún, me apartarás de las personas que son importantes para mí
porque entonces... entonces conocerás lo peor de mí.
Advertida quedas.