miércoles, 13 de junio de 2012

Morse

Latidos a destiempo
o alegrías disfrazadas
van marcando mi piel
con lunares en relieve,
convirtiéndola toda
- a mis espaldas -
en un mapa de tesoros
o en un mensaje en morse
que nunca nadie podrá leer.