miércoles, 25 de julio de 2012

Campo de girasoles

A veces es bonito saltar desde un lugar lo suficientemente alto
para apreciar el eje de los arcoiris
y no abrir el paracaídas
hasta casi ser capaz de contar las flores 
que se abren, tímidamente, en un campo de girasoles.