martes, 31 de julio de 2012

Mudanza

Dicen que siempre es más fácil contarle tus problemas a un desconocido. Creo que escribir aquí es en cierta manera algo así, no porque no conozca a algunos de vosotros, detrás de vuestras pantallas, sino porque nunca sabré si lo leeis, ni cuando lo leeis. Sea como fuere, lo cierto es que a lo largo de los últimos años, este blog ha sido mi pequeña parcela de solitud, mi diván en donde psicoanalizarme, donde desahogarme, donde dejar ir aquello que me atormentaba. Por fin, me he encontrado a mí misma.

Y ahora que mi vida está cambiando y que ya no soy cómo solía ser, sin dejar de ser quien siempre fui, ha llegado el momento de hacer pequeños cambios que me hagan pasar de etapa, cerrar el cuaderno en donde ya no caben más palabras, más momentos, más suspiros y empezar de nuevo, sin olvidar lo que dejo atrás.
Y, como a veces se necesita un cambio físico para notar todos los cambios no-tangibles, voy a comenzar un nuevo blog, cerrando psicológicamente esta etapa.

Así que esta será el último post en blogger.
Nos mudamos, muy prontito, a wordpress, pero me llevo mi vida conmigo.
Porque se queda el cuerpo, pero me llevo el alma.

4 de sept de 2011

(Y aún seguimos en blogger, pero no por mucho. Pronto, nueva dirección de blog)