domingo, 8 de mayo de 2016

LLueve

Llueve
y los recuerdos parecen chocar
contra los cristales de la ventana.
Y yo me pregunto
cuántas gotas más,
cuántos rayos de sol,
cuánta ventisca,
cuánto bochorno
y cuánta brisa
habrá de pasar por mis ventanas
antes de que dejes de doler.